¿Por qué comprar materiales compuestos para la construcción?

Al hablar de los materiales para la construcción, hacemos referencia a aquellos que están integrados por dos o más materiales, que al actuar juntos funcionan mejor que sus componentes por separado, superando las limitaciones que pudieran tener individualmente.

Sus propiedades de peso, conductividad, dureza, o resistencia a la corrosión se ven incrementadas. En  los materiales para la construcción compuestos se amplían las posibilidades de construcción desarrollando proyectos más eficientes y duraderos.

 

Ventajas de usar materiales compuestos para la construcción

La unión de materiales específicos presenta múltiples ventajas en los diferentes usos urbanos. Veamos algunas de ellas:

Ligeros.

Al tratarse de materiales de menor peso implica una mayor facilidad en el momento de transportarlos, así como en la manipulación y el montaje.

Anticorrosivos.

Fundamental característica que lo hace muy deseable, si se trata de zonas de mucha humedad o en costas donde hay exposición al salitre. En este caso es el material ideal a utilizar.

Resistencia.

Estos materiales ofrecen excelentes cualidades de resistencia a la compresión y al impacto.

Moldeables.

Al tratarse de materiales compuestos muy moldeables resultan excelentes para darle formas complejas. Adicionalmente admite acabados tanto rugosos, cómo mates o satinados.

Resistente al agua.

Ideal para utilizar en fachadas o elementos arquitectónicos exteriores. No tendrás problema con la lluvia.

Baja conductividad térmica.

Esta característica es muy importante porque indica que tiene resistencia al fuego.

Principales materiales compuestos

Hormigón.

Este material es una mezcla de piedra triturada o arena grava. Posee propiedades muy favorables para su uso en la construcción, gracias a su alta resistencia al fuego, economía y durabilidad. Además, posee la ventaja que puede ser fabricado directamente en la obra a construir.

Piedra artificial.

Este material compuesto es una mezcla de arena de mármol, conjuntamente con algunos otros materiales y unidos con cemento o algún adhesivo plástico. Su apariencia y acabado es muy similar al que presenta la piedra natural, con la ventaja que es más moldeable y resulta considerablemente más económica.

Fibro cemento.

Es una combinación de cemento unido con una fibra de amianto.

Refuerzo de fibra de vidrio o de carbono.

Para mejorar el comportamiento del hormigón se puede utilizar la fibra de vidrio o la fibra de carbono. Solo presenta el inconveniente que puede incrementar el precio, lo que lo hace utilizable solo en aplicaciones especiales.

En conclusión, el uso de materiales compuestos en la construcción ofrece innumerables ventajas. Son materiales de excelente calidad, de distintos materiales y de larga vida útil en la construcción.