Pasos para instalar en el hogar un sistema de alarma básico

Hacerse del más óptimo sistema de alarma para el hogar amerita conocer los aspectos relevantes para la instalación sus dispositivos, tanto para facilitar el proceso, como para supervisar la labor realizará la empresa de seguridad. De manera que si se desea conocer cuáles son los pasos para instalar un sistema de alarmas básico en casa, estos se aclaran a continuación:

  1. Revisar los planos del inmueble

El primer paso en la instalación de un sistema de seguridad completo, es revisar los planos del inmueble, pues estos proporcionarán la información acerca de la cantidad de habitaciones, escaleras y accesos  (puertas y ventanas), cada uno de estos factores es determinante en la manera que se hará la instalación y qué áreas serán prioridad para garantizar la completa seguridad.

  1. Ubicar los detectores de incidentes

En cualquier edificación, llámese comerciales o domésticas, es necesario ubicar alarmas que detecten incidentes comunes, sean fuga de gas, excesos de monóxido de carbono o incendios.  Por ende, el segundo paso es determinar el lugar donde se ubicarán los dispositivos para proteger eficientemente a la familia, haciendo mayor énfasis en aquellas  áreas de riesgo donde se incluyen la cocina, zonas donde exista una chimenea o sótano por ser los sitios donde suelen suscitarse hechos contraproducentes.

  1. Instalar el panel de control

En un sistema de alarmas, el panel de control representa el cerebro, de ahí que el tercer paso corresponde a su instalación para que su ubicación resulte funcional, además de ser de fácil acceso para cada uno de los miembros de la familia. Aunque es el usuario con asesoría de los profesionales quienes determinan en cuál pared puedes disponerse, siempre será preferible situar este equipo cerca de la puerta principal.

Cabe destacar que los sistemas de alarmas dependen de este dispositivo, de manera que es obligatorio asegurarse de que esté debidamente conectado y que disponga de baterías de respaldo, en caso de fallas eléctricas o de que el enchufe sea desconectado.

  1. Proteger los accesos con sensores

El siguiente paso es proteger con sensores los accesos, esta tarea de resguardo requiere seleccionar entre dispositivos de banda magnética o detectores de movimiento, de manera que la casa esté protegida tanto por dentro como por fuera; y – de ser posible – complementarlos con cámaras de vigilancia.

¿Quieres conocer las cerraduras eléctricas? Pues visita este enlace