La música sin derechos es totalmente libre

Las música sin derechos es aquella q se encuentra bajo un régimen de dominio público, lo que significa que posee una protección de licencia libre, esta puede ser descargada fácilmente de la web y ser distribuida sin necesidad de cancelar un monto ni por su obtención ni por s transmisión.

La música sin derechos es igual al software libre, puede ser copiada, distribuida y modificada sin límites para cualquier uso, sin embargo, el autor de la misma puede exigir un beneficio o lucro derivado de la utilización de sus pistas de parte de algún usuario que las haya adquirido, el autor esta en todo su derecho de recibir beneficios.

Condiciones para el uso de la música sin derechos

Las licencias libres de la música sin derechos le ofrece a los usuarios algunos derechos para su utilización, estos derechos se transforman en cuatro condiciones, las cuales son diferentes y combinadas crean las licencias creativas comunes, conozcamos cuales son estas cuatro condiciones:

*Reconocimiento: Aunque la música esté libre de pago, es imperante que el usuario haga una mención en forma de reconocimiento hacia el autor de la pista, independientemente de donde y para qué quiera utilizarla.

*No comercial: Como la música no es de la autoría del usuario, este no puede exigir ningún pago por su distribución, no se puede vender como producto ni ser distribuida para su venta bajo ningún concepto.

*Sin obras derivadas: Aunque se puede transmitir y modificar, la música no se puede transformar en una pista nueva que derive de la original, sus características principales deben ser respetadas en todo momento.

*Compartir igual: La música puede ser compartida y expresada de cualquier forma, además se con esta condición se pueden crear derivaciones de la pista original mientras se encuentre bajo la misma licencia de protección.

Con las combinaciones de estas cuatro condiciones para la música sin derechos es que se crean las 6 nuevas licencias de explotación, de las cuales el autor podrá escoger alguna para proteger su pista.

Autonomía en la música sin derechos

Aunque la primera característica de la música sin derechos es que precisamente no posee ninguna licencia de pago por su uso, existen dos tipos de licencias para este tipo de pistas, una de ellas es la Licencia Publica General, la cual ayuda a cubrir la gestión de manera autónoma e independiente para que el autor pueda distribuir la pista en internet.