Escoger un sistema de alarma de manera adecuada

Elegir un sistema de alarma para el hogar no es cuestión de suerte, se tiene que ser muy listo y considerar muchos factores antes de tomar la decisión, el norte debe ser contratar e instalar un sistema de seguridad proveniente de un distribuidor con licencia y buena reputación, pero antes de invitar a casa a la empresa instaladora, en necesario tener claro lo que se desea y se necesita, identificando las áreas que se quieren proteger.

Sistemas de alarma para casa inalámbricos

La primera opción a plantearse es la instalación de sistemas de seguridad modernos como los sistemas de alarma inalámbricos. Adicional a ser muy efectivos y contar con las características adecuadas para su supervisión  correcta, suelen – en la mayoría de los casos – ser más fáciles de instalar en comparación a los cableados.

Un buen sistema debe ser útil

Los sistemas de alarma para el hogar deben estar instalados adecuadamente para que sean útiles, es decir, que no interfieran con la cotidianidad ni provoquen a cada rato falsas alarmas. Los sensores, tienen que detectar intrusos en cada uno de los puntos de acceso. Lo más lógico es que el sistema esté diseñado para que ningún detector pueda ser alcanzado sin pasar por otro o que salte la alarma.

De igual manera, tienen que ser obvios y visibles, ya que la disuasión es la otra parte de su cometido, deben informar de su existencia a cualquiera, sea con señales, teclados, avisos y una sirena en condiciones para el interior y el exterior.

Un sistema de alarma adecuado para el hogar no debe ameritar un esfuerzo complicado y  desmedido de su propietario para desconectar manualmente la alarma. También debe alertar cuándo falla por señales débiles, sabotaje, perturbaciones eléctricas o problemas de batería, recomendándose que cuente con un sistema alternativo de batería de 12 a 24 horas mínimo con el fin de que en caso de corte de corriente, continúe funcionando.

Si quieres saber más sobre cerraduras eléctricas haz click aquí

Tips adicionales para escoger sabiamente

No hay que irse de buenas a primeras con una empresa de seguridad por considerarse que lo que ofrecen es bueno, lo más sano es entrevistarse y cotejar con al menos dos, cuidando de hacerle caso a la intuición. El punto clave es  preguntarse si lo que proponen lo hacen por estar pensando en el bienestar del usuario o si sencillamente intentan vender sus productos.

Otro consejo es determinar si se está hablando de una compañía con amplia trayectoria, así como de verificar si sus empleados lleven ya tiempo con ese mismo trabajo, esto implica que grandes técnicos en alarmas serán los encargados de escuchar las necesidades y exigencias, para emitir sugerencias concretas.