El Castillo Balduz y el futuro de Zaragoza

El Castillo Balduz, una comercializadora española y promotora, se ha unido al grupo LMB para el desarrollo de un proyecto que podría llegar a cambiar la manera en la que se desarrollará la arquitectura en Zaragoza en los próximos años y se trata del proyecto de ADN Residencial.

Este prometedor proyecto diseñado a manos de cien arquitectos se llevará en el barrio La Almozara, en la avenida de Sonia, Zaragoza. Tiene la finalidad de la construcción de tres edificios innovadores que aprovechen grandes beneficios de la zona, ya sea las zonas verdes, el transporte o los centros de estudio.

Con una certificación de calidad energética A gracias a el aislamiento térmico y acústico, los cien arquitectos han considerado cada punto importante para proporcionar a sus residentes la mayor comodidad posible a través de este importante proyecto.

Además del hecho de que cada edificio hace el mayor aprovechamiento de la ventilación gracias a la ubicación de ventanas en la zona sur y norte de los edificios, lo que permite aprovechar la luz del sol y el viento en todo momento para disfrutar de una excelente calidad de vida.

 

Grandes expectativas se tienen ante la culminación del proyecto ADN Residencial

La población de la ciudad de Zaragoza se ha visto bastante interesada en el desarrollo de este complejo residencial que contará con un edificio de seis pisos, uno de nueve pisos y uno de diecinueve pisos, que disfrutará de las mejores vistas de la ciudad, gracias a la altura y la cercanía del edificio con las montañas.

Lo que ha sorprendido a muchos es el hecho de que los futuros residentes pueden realizar adaptaciones a cada uno de los apartamentos durante la ejecución de este complejo residencial. Esto ha sido propuesto por los arquitectos para proporcionar una mayor comodidad a sus residentes.

Además, poseen una ubicación que les permitirá a los residentes acceder a los servicios básicos como mercados, hospitales, buen transporte y centros de recreación para todas las edades, ya que, la zona es una de las preferidas por las familias en Zaragoza, debido a lo ventajosa que resulta.

Aunque los edificios podrán contar con ciertos beneficios propios de los residentes, como zonas en común que incluyen gimnasio, piscina, zonas verdes, áreas recreativas infantiles y muchos otros espacios para el disfrute de los residentes de este nuevo proyecto.

Estos beneficios han llamado la atención de muchos porque podrían representar el cambio esencial sobre la arquitectura que se diseñará próximamente en la ciudad de Zaragoza.