Como cambiar un neumatico pinchado

Es indispensable tener en cuenta que a pesar de que los neumáticos estén en perfecto estado, estos no están exentos de algún fallo. Si necesitas encontrar unas ruedas baratas, la mejor opción que tendrás en Madrid será: https://www.neumaticosxpoco.es/ , porque es un taller especializado que te permitirá disfrutar siempre de los mejores neumáticos a los mejores precios.

Sin embargo, en cualquier momento se te pueden pinchar una rueda, y en estos momentos debes saber cómo cambiarla. Para esto te he preparado este post, porque te enseñaré a cambiarla de una manera muy rápida, así que, te invito a seguir leyendo.

Pasos para cambiar una rueda

Las ruedas son partes fundamentales en tu coche, pero un clavo puede dejarte estacionado en la vía. En estos casos, debes colocar el neumático de repuesto siguiendo estos pasos:

Elementos de seguridad

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu coche está completamente seguro y tú también. Coloca elementos de seguridad como un triángulo, las luces de emergencia e incluso un chaleco reflectivo para que otros conductores puedan verte.

Además, debes asegurarte de que el coche está estacionado en un lugar plano, y con el freno de mano colocado. Así evitarás que se pueda rodar en los siguientes pasos del proceso.

Baja el neumático pinchado

Será el momento de tomar la llave para bajar el neumático, pero antes de hacerlo te recomiendo aflojar levemente las tuercas mientras aún está en el suelo para facilitar la tarea. Una vez hecho esto sube el coche en el gato, y procede a quitar completamente las tuercas.

Una vez que haces esto, debes asegurarte de que colocarás el neumático que bajes debajo del coche. Así en el caso de que el gato llegue a fallar tu coche no caerá en el pavimento y evitarás accidentes que te puedan causar lesiones.

Coloca la nueva rueda

En este punto, tendrás que ir por la rueda de repuesto para colocarla en su sitio. Asegúrala firmemente con las tuercas, con toda tu fuerza, pero debes tener en cuenta que, en este punto no quedarán bien ajustadas.

Cuando termines de ajustar todas las tuercas, será el momento de bajar el coche del gato hasta que esté en el suelo. Allí debes apretar nuevamente las tuercas para que queden otra vez firmes, y así te asegurarás de que no se soltarán mientras que vayas conduciendo. Por último, recoge los elementos que utilizaste y continúa con tu camino.